El Anillo Atlante y su historia:

(Anillo de Ré / Anillo Carter)

Fue en 1860, en el Valle de los Reyes, que fue encontrado gracias a las excavaciones del Marqués de Agrian (Egiptólogo)
Una reproducción de esta antigua pieza arqueológica de varios miles de años, se transmitió a Howard Carter que la garda hasta su muerte en 1939.
Pero fue en 1922 que toma raíz su popularidad.
Después de mas de 7 años de excavaciones, el 25 de noviembre de ese mismo año,
Lord Carnarvon y Howard Carter se encontraron frente a una puerta sellada con la siguiente inscripción: “Las Alas de la Muerte afectaran a aquél que viole el descanso eterno de Faraón”, sin tomar en cuenta esta advertencia los dos hombres entraron en el cuarto mortuorio del faraón Tutankamón, Hijo del Sol y Señor de los Dos Mundos.
Ahí ellos hicieron uno de los más grandes descubrimientos de la arqueología moderna; fabulosos retratos sobre los muros, un ataúd de oro macizo de una tonelada, el trono real el cuál también estaba cubierto de oro, muchas estatuas remarcables por la fineza de su realización, las joyas y los objetos personales de faraón, toda una riqueza inimaginable.

Pero... porque hay un pero...
Poco tiempo después, Lord Carnarvon comenzó a ser víctima de alucinaciones, se debilitó muy rápido y murió gritando el nombre de Tutankamón.
La enfermera que lo cuidaba murió también después de un corto lapso de tiempo.
El secretario de Carter, el cual estaba presente en la apertura del sarcófago, murió de un mal desconocido.
El coronel Aubey Herbert murió poco después de haber visto la momia.
White Evelyne, una de las primeras a entrar en la tumba, se ahorcó.
Archibad Douglass, él que radiografió la momia, murió también.
Arthur Mace, quién destruyó el muro, Lafleur, una amiga de Carter, Otto Neubert, quién hace la investigación sobre estos acontecimientos... Todos ellos murieron.
Lady Carnarvon, G. Davis, D. Derry, el professor Winlock, Breastead, Hakness, Gardiner, Woolf, etc…
murieron también . En total 17 o 18 (según las versiones) fallecieron en los días o meses que procedieron á la excavación.

¡La maldición continúa!

Al parecer, otros muertos deberían agregarse a esta lista porque muchas personas murieron después de haber manipulado, prestado para exponer o utilizado los objetos de la colección de Tutankamón.
Él único que se escapa de esta maldición fue indiscutiblemente el más culpable.
Howard Carter dirigió las excavaciones de comienzo a fin, hizo el inventario y cambió el tesoro de lugar, fue el primero en entrar en la tumba y en ver a la momia y como todos los demás murieron fue él quien tuvo toda la responsabilidad y la gloria de este descubrimiento. Él murió 17 años más tarde a la edad de 64 años.

Durante esos 17 años de sobre vivencia, él respondía a aquellos que le preguntaban como había escapado de la maldición:
“ Yo poseo un talismán que me protege”
Pero él nunca dijo algo más sobre dicho talismán y solo en 1940 se pudo saber un poco más,
porque examinando sus documentos personales después de su muerte se descubrió una mención sobre ese talismán, se trataba del

” Anillo Atlante”.


(Minorista del Anillos Atlante)      Para acceder a la tienda Collier Universel :    http://CollierUniversel.com